Cales de construcción

Las cales fueron, junto con el yeso, el primer aglomerante utilizado por el hombre en sus construcciones, tanto para la unión de rocas como para revestir hasta finales del siglo XIX.

Si bien en la actualidad han sido sustituidas ampliamente por el cemento, sus propiedades impermeabilizantes y extraordinaria plasticidad han devuelto a este producto una gran relevancia en el ámbito de la restauración y en aquellas aplicaciones que no requieren un elevada resistencia mecánica. 

Pulse AQUÍ para visualizar nuestro catálogo de Métodos de Ensayo.