Eficiencia Energética

Las nuevas edificaciones están diseñadas con una vida útil mínima superior a 50 – 100 años, por lo que es sumamente rentable incorporar una tecnología energética eficiente desde el principio. Los edificios más eficientes energéticamente aportan una mayor rentabilidad, valor en el mercado inmobiliario, confort a sus ocupantes, y mejoran su reputación social y medioambiental.

Consciente de que la reducción de la intensidad energética es un objetivo prioritario para cualquier economía, el Laboratorio está dedicando actualmente recursos orientados a su consecución mediante dos esquemas de trabajo:

 

MEJORA DE LA CONDUCTIVIDAD TÉRMICA DE LOS MATERIALES DE CONSTRUCCIÓN
  • Nueva metodología de cuantificación
  • Empleo de aditivos para la modificación sustancial de la conductividad de materiales tradicionales

ANÁLISIS DEL CICLO DE LA EFICIENCIA ENERGÉTICA
  • Medición inicial de consumos de energía
  • Elaboración de planes de ahorro
  • Mejora continua